Buscar
  • Ana Montaña

¿QUIERES SABER POR QUÉ DESARROLLÉ LA TÉCNICA DE MOVIMIENTO SENSIBLE?

Porque así como en el estar cotidiano, no hay cabida para la intensidad que tiene mi sentir profundo, a través de esta técnica si me puedo expresar con absoluta libertad y con toda la fuerza y sutiliza que llevo dentro.

Os voy a contar resumiendo bastante, como fue:

Corrían tiempos, principios de los 80, en los que andaba dedicada en cuerpo y alma a la técnica del ballet clásico con mi tan apreciada maestra, Carmina Ocaña. Eran tiempos de pasión por lo que más amaba, la danza y era muy feliz en esa búsqueda de una perfección técnica y de un esfuerzo físico tan gratificante, que te ofrece el clásico. Él aspecto de mi carácter más cartesiano, conectaba como anillo al dedo, con dicha técnica y me llenaba muchísimo.



Sin embargo, siempre he sido más cosas, tal vez porque desciendo por un lado de una abuela mejicana y por el otro de un abuelo alemán. Y ambas genéticas, se han combinado en mí, desde mi criterio y con la edad, en un curioso equilibrio.

Es verdad, era joven y bullía en mi interior una profunda inquietud emocional a la que necesitaba darle expresión propia, paralelo a esa necesidad cartesiana en el análisis y ejecución de la mecánica corporal, llegó un punto en el que era irremediable para mí, expresar toda esa ebullición interna a través de un lenguaje corporal. Sentía que solo así podría ordenar el revoltijo interno de emociones profundas que recorrían todo mi ser y aullaban por salir, por encontrar la forma de contarlo al exterior.

Hacia el año 87, cumpliendo un año de la muerte de mi marido, esa necesidad de eclosionar a través del cuerpo tomó un cariz apremiante, digamos que el torrente que ya había, más esa fuerte experiencia, hicieron que de una forma irremediable tomara la decisión de volcarme de lleno en la búsqueda de dar expresión ¡por fin! a todo lo que tanto bullía en mi interior y me conmovía sin encontrar como compartirlo con nadie.

Era mi prolífero mundo interno que empujaba, ya a gritos, por salir al exterior y al que no me habían educado para entenderlo. Ya era una realidad acuciante en mi vida y ya tenía mucha más presencia que cualquier otra cosa. El día a día y el buen comportamiento para estar aceptado en el sistema como lo que se supone que se tiene que ser, como se supone que tienes que bailar, no me dejaban espacio para hablar de todo eso que bullía dentro de mí y había llegado ese momento en el que o le daba forma y lo mostraba a través de mi cuerpo o algo esencial moría y me asfixiaba.

Y… decididamente, no me resistí a quedarme en estado de asfixia solo por miedo del que dirán y opté por volcarme en la búsqueda, antes de quedarme en el ahogo.

La liberación ha sido tan grande que al cabo de los años, en una labor minuciosa de búsqueda y entrega he podido darle forma a todo, perder el miedo a enseñarlo, lo he convertido en una técnica trasladable a quien quiera adquirirla, creo espectáculos con ella y/ o simplemente recurro a este método, cada vez que algo me presiona más de la cuenta y mi sensibilidad se siente demasiado tocada, esta técnica, me devuelve el equilibrio, la calma y el poder brear en el día a día en el sistema sin sentirme dañada.


0 vistas

CONTACTA CON NOSOTROS

BÚSCANOS EN

  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

familiaplimartesescenicas@gmail.com

Tel: 652 813 394

YOGA EN FAMILIA

Tel: 656 675 983 (Mar)

 

Página creada por David Villarrubia

  • Black Google+ Icon
  • Twitter Basic Black
  • Facebook Basic Black