Buscar

ESTA ES LA HISTORIA Y EL PLANTEAMIENTO DE NUESTROS CAMPAMENTOS

Actualizado: 2 may 2018

Corrían tiempos en los que daba clases extraescolares de danza – teatro en varios colegios y otros centros. Eran tiempos en que los colegios, no ofrecían a los padres la posibilidad de un campamento durante el mes de Julio, para atender a sus hijos, mientras ellos trabajaban.

Y fue así, de ese contacto maravilloso que yo mantenía con mis alumnos y de la confianza que depositaron en mí los padres al ver acudir a sus niños entusiasmados a mis clases y disfrutar de nuestras muestras de Navidad y fin de curso, donde ellos comprobaban claramente las capacidades adquiridas y desarrolladas por sus hijos en el transcurso del curso, sobre danza, expresión corporal e interpretación, cómo surgió la propuesta:

Ana, por favor, busca un sitio y llévate a los niños de Campamento.

Así, comenzaron nuestros campamentos. En aquellos tiempos, mi hija, a la que he tenido que criar bastante sola, tenía unos 6 añitos y también era para mí un problema añadido donde dejarla si en verano me dedicaba a actuar o a hacer cualquier otro tipo de trabajo en el que no pudiera llevarla conmigo. Y con esta propuesta, mi niña además de estar atendida como los demás, compartía unas vacaciones repletas de actividad divertida en un entorno natural precioso y con unos cuantos hermanitos prestados durante una quincena o un mes, al tiempo que yo trabajaba en algo que me inspiraba y entusiasmaba.

Más que campamentos, creo que han sido convivencias veraniegas porque nunca quise juntar a más de 4 niños por cuidador y un total máximo de 10/12 niños, para crear un ambiente de recreo y cálido:


· Donde los niños, sin estar con sus familias, se sientan en familia, escuchados, atendidos, recogidos y comprendidos.

· Donde las actividades que se sucedan generen entusiasmo y no, agobio por su exceso.

· Donde, a pesar de nuestra gran actividad física, puedan dormir, descansar y levantarse sin prisas por que prima la tranquilidad y el buen hacer.

· Donde mis comidas caseras sean un disfrute y generen interesantes sobremesas con escucha con los temas que a ellos les surjan.

· Donde se sientan en un ambiente de ingenio y creatividad

· Donde desarrollen habilidades de equipo a través del juego y la aventura.

· Donde nos ocupamos de cuidar a cada uno de ellos y de que se cuidan entre ellos, cultivando la confianza en uno mismo y en el grupo, bien para recuperar o afianzarla.


Y manteniendo todos estos valores, nuestros CAMPAMENTOS URBANOS, cumplen, con prioridad, los mismos requisitos.













23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Supongo que si quieres ponerte en manos de un buen profesional tienes muchas dudas a la hora de elegirlo, salvo que ya vayas a ese profesional con la confianza de las buenas referencias que un gran am